Nuevas electrolineras en la Ciudad de México

Abren dos en la capital – El Sol de México

Ayer se inauguraron dos electrolineras en el estacionamiento subterráneo del Monumento a la Revolución en la ciudad de México, las cuales son de acceso público y gratuitas para la recarga de los automóviles eléctricos en un lapso de entre 3 y 4 horas. El detalle es que el precio de un vehículo de ese tipo en el país es de 548 mil 500 pesos, hablando del Nissan Leaf. El evento estuvo encabezado por el director general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Enrique Ochoa Reza, quien explicó que con esas dos México ya tiene 291 electrolineras. “En lo que va de este año, hemos impulsado el establecimiento de electrolineras públicas, universales y gratuitas”, recalcó al anunciar que “hacia adelante estaremos impulsando el establecimiento de 30 electrolineras más durante los próximos seis meses”. Información facilitada a propósito de esa ceremonia, clarificó que actualmente hay 291 electrolineras en el país. De ellas 122, incluyendo las inauguradas ayer por la CFE, están en el Distrito Federal. Hablando de las nuevas electrolineras en el estacionamiento del Monumento a la Revolución situado en la colonia Tabacalera de la capital mexicana, referencias proporcionadas por la CFE indican que Nissan Mexicana realizó la inversión en las estaciones, así como la instalación, y Grupo Indi pagará la energía eléctrica consumida. La CFE, además de garantizar el suministro de energía eléctrica, dará apoyo y asesoría técnica para su adecuado funcionamiento.

Impulsará CFE instalación de electrolineras – Ovaciones

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) aseguró que impulsará en los próximos seis meses el establecimiento de 30 electrolineras, si bien ya existen 291 estaciones en todo el territorio nacional. Al poner en marcha dos electrolineras en el estacionamiento del Monumento a la Revolución, el director general de la empresa, Enrique Ochoa Reza, aseguró que al no ser para una marca de automóviles en específico son públicas, universales y compatibles a todas las marcas que tienen automóviles eléctricos o híbridos recargables. Asimismo, la recarga es gratuita, porque la administración donde se colocan los aparatos, paga el consumo a la Comisión Federal de Electricidad. Las electrolineras permiten la recarga de los automóviles eléctricos en un lapso de entre 3 y 4 horas, y en una hora y media en el caso de los híbridos. Nissan Mexicana hizo la inversión en las estaciones así como la instalación, y Grupo Indi pagará la energía eléctrica consumida, mientras que la CFE, además de garantizar el suministro de energía eléctrica, dará apoyo y asesoría técnica para su adecuado funcionamiento. Ochoa Reza destacó que se instalarán de manera gratuita medidores específicos e independientes para facturar el consumo de las estaciones de recarga en los hogares de los propietarios de autos eléctricos. Lo anterior, con el fin de evitar que las recargas de los autos eléctricos o híbridos recargables, afecten los recibos de luz de los usuarios. Y aunque la compra masiva de este tipo de automóviles aún no se ve, djjo que la CFE analiza destinar una central generadora de energía renovable para suministrar a las electrolineras del país. “Con esto, se cierra el círculo sustentable al generar energía eléctrica a partir de fuentes renovables para cargar automóviles de cero o muy bajas emisiones”, aseveró Ochoa Reza. En el evento estuvieron presentes Daniel Abraham López Páez, gerente de Relaciones Exteriores y Asuntos Gubernamentales para México, Latinoamérica y el Caribe de Nissan, Gerardo Minchaca, vicepresidente de la unidad de negocios de edificios de Schneider de México y Manuel Muñoz-Cano director general de Grupo Indi.