Así se colocan los cimientos del Nuevo Aeropuerto de la CDMX

La obra del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) palpita. A diario decenas de góndolas –esos camiones de carga más largos que los comunes torton— realizan 4,500 viajes acarreando tezontle de diversas minas cercanas, e inevitablemente evocan las hazañas constructivas de las grandes obras de arquitectura.

Todo ahí es enorme: 4,431 hectáreas de terreno, 33 kilómetros de barda perimetral, 10,000 personas trabajando, más de 4 millones de horas-hombre hasta abril de 2017, más de 6,000 pilotes, 10,000 planos dibujados para el diseño del edificio terminal, 33 millones de metros lineales de drenes tan solo para una pista.

Una obra crucial es el hincado de pilotes. Ahora ocurre en el centro que forma el trazado de la ‘X’ que da identidad a la terminal, y que ya es visible desde las alturas. El terreno de la terminal deberá tener 5,578 pilotes con una longitud de 16 a 17 metros y una separación aproximada de seis metros. Grupo Indi es el responsable de los trabajos de cimentación profunda.

Cada día, un frente de trabajadores, integrado por ocho o 10 personas, debe hincar 25 pilotes. Justo donde estarán los conos de la cubierta, los que cargarán toda la estructura, se colocan 16 pilotes circulares por cada uno. Los pilotes llegan a una profundidad de 23 metros bajo el nivel de piso. Cada pilote pesa de nueve a 10 toneladas y es manipulado por dos grúas, una llamada ‘madrina’, que erige el pilote y lo deja caer sobre el terreno. “Tiene que entrar con su propio peso”.

 

Reportaje completo:

http://www.obrasweb.mx/construccion/2017/07/18/asi-se-colocan-los-cimientos-del-nuevo-aeropuerto-de-la-cdmx

 

También te puede interesar

Translate »